Noticias

Ahorra dejando de imprimir facturas

20 Octubre 2017
Ahorra dejando de imprimir facturas

Una de las ventajas de la Facturación Electrónica es el ahorro que genera para las empresas que la usan. Gastos en procesos de impresión, plegado, sellado, envío postal y empacado de las facturas físicas, además del transporte pueden tomar varios días. Evidentemente, estos generan gastos que tu empresa puede evitar. ¡Entérate cómo tu empresa puede ahorrar en las siguientes líneas!   


Elimina gastos ineficientes de logística 
Talonarios, sellos, tampones y archivadores son algunos de los gastos logísticos que vas a optimizar. Al no imprimir las facturas, ya no es necesario contar con tantos artículos de oficina y tus compras son más eficientes.   

 Otro punto importante es que al no imprimir las facturas y tener un repositorio online de dichos documentos, te olvidas por completo de los adicionales que implican aquellos errores humanos provocados al hacer enmendaduras en las facturas físicas.   

Tiempo es dinero 
En el proceso de Facturación Electrónica tenemos a un proveedor que emite una factura a un cliente a través de un Proveedor de Servicios Electrónicos (PSE) autorizado por SUNAT. Dicho cliente puede aceptar, analizar o rechazar la factura, pero en cualquier de estos casos, el proveedor no tendrá que pagar los costos de envío y/o reenvío de la factura en caso haya algún dato mal colocado en el documento, ya que todo es electrónico.   

Como vemos, la eliminación de gastos ineficientes en la logística y el ahorro de tiempo son beneficios de la Facturación Electrónica, la misma que puedes comenzar a utilizar ahora mismo. ¡Conoce más de nuestras soluciones aquí!

Volver